ACTUALIDAD el valor de la unidad 3.8 millones de personas con discapacidad, más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos

 

Un recordatorio oportuno

24.10.2005

Editorial de "Cermi.es" de octubre de 2005


 

El pasado mes de septiembre, el Congreso de los Diputados aprobaba por unanimidad de todos los grupos una moción por la que se instaba al Gobierno de la Nación a adoptar una serie de iniciativas en favor del empleo de las personas con discapacidad.

 

Medidas necesarias, justificadas, sobre las que existe consenso social, y que no se entiende muy bien por qué no están ya vigentes. El mandato del Legislativo al Ejecutivo es más que oportuno pues no en vano el desempleo y la inactividad de las personas con discapacidad son problemas estructurales que sólo comenzarán a resolverse si los poderes públicos asumen con convicción y decisión sus responsabilidades.


 

Estos últimos años hemos aprendido que el acceso al empleo de las personas con discapacidad no depende en exclusiva de las políticas que se lleven a cabo en materia laboral –es quizás más determinante, a largo plazo, lo que se haga previamente en educación o en accesibilidad o en protección social–, pero son sin duda un factor de suma importancia para que desde la discapacidad no sigamos refiriéndonos al empleo en términos de carencia y déficit.


 

Regular con urgencia el empleo con apoyo para trabajadores con especiales dificultades de inserción, reforzar los recursos de los Centros Especiales de Empleo a través de las Unidades de Apoyo, vigilar con vigor –y sancionar,en caso negativo– el cumplimiento de la cuota de reserva, dar un contenido creativo a la dimensión social de la contratación administrativa, crear un marco de incentivos digno de tal nombre para los trabajadores autónomos con discapacidad, son iniciativas que en sus respectivas esferas facilitarán el propósito de que la discapacidad se acerque al empleo.

 

Pero es preciso que se adopten ya, que los responsables gubernamentales dejen de considerar el empleo de las personas con discapacidad como una cuestión menor o marginal, merecedora a lo sumo de gestos simbólicos o de declaraciones bienintencionadas, sin traducción práctica.

 

El Gobierno tiene deberes impuestos que debe acometer cuanto antes. No hay coartadas posibles para no actuar, aquí y ahora.

  • facebook
  • twitter
  • linked in