ACTUALIDAD el valor de la unidad 3.8 millones de personas con discapacidad, más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos

 

El Defensor del Pueblo avisa de los problemas de accesibilidad y seguridad de los patinetes eléctricos

12.06.2019

FUENTE:  SOMOS CHUECA 

La popularización de nuevos vehículos para la movilidad urbana como los patinetes eléctricos o los segway supone para el Defensor del Pueblo un peligro potencial para personas con discapacidad, niños y personas mayoresque usan las vías públicas, tal y como señala el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI).
 
En su Informe Anual de 2018, que el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, presentaba este martes, establece que, aunque son los ayuntamientos los órganos competentes de la regulación del uso de las vías dentro de su término municipal, es la Dirección General de Tráfico (DGT) quien fija la clasificación de los nuevos vehículos de movilidad personal, que se dividen en diferentes categorías: A, B, C0, C1 y C2.
 
También es competencia de la DGT la regulación, a nivel nacional, de esos vehículos. Unas reglas generales que se fijan en la Instrucción 16/V-124 de la Dirección General de Tráfico y que luego pueden ser ampliadas por los entes locales para garantizar la seguridad, accesibilidad y la movilidad de todos los usuarios de la vía pública.
 
Así lo hicieron algunos municipios el último trimestre del pasado año aprobando ordenanzas municipales que regulan el uso de los vehículos de movilidad personal (segways, minisegways, monociclos eléctricos, hoverboards, hoverkarts, monopatines…), como la del Ayuntamiento de Madrid, que establece incluso un número máximo de patinetes eléctricos compartidospara cada barrio de la ciudad.
 
Con ello se pretende controlar la masificación de las aceras de Madrid como espacio de aparcamiento para este tipo de vehículos. Según señala el Defensor del Pueblo, cuando se estacionan de manera indebida, incumpliendo la normativa municipal, se convierten en obstáculos para personas con discapacidad o problemas de movilidad.
 
Además, como la mayoría son eléctricos y silenciosos, pasan fácilmente desapercibidos para los peatones cuando circulan por las aceras o los carriles bici y pueden dar lugar a accidentes de consideración. Algo especialmente peligroso en el caso de los colectivos más vulnerables: mayores, niños y personas con discapacidad.
 
203 atropellos a peatones por patinetes eléctricos
En el mes de diciembre de 2018 se hicieron públicos los primeros datos de incidentes ocasionados por este tipo de vehículos y se conocieron las víctimas mortales de accidentes provocados por patinetes eléctricos.
 
Así, en los 11 primeros meses de 2018, estos vehículos atropellaron a 203 peatones en 44 ciudades españolas y se vieron implicados en 273 accidentes de tráfico (5 de ellos mortales).
 
Entre las personas que perdieron la vida en accidentes con vehículos de movilidad personal se encuentran un niño de cinco años atropellado por un autobús por perder el control de su hoverboard en Badajoz, una mujer de 92 años arrollada en Esplugues de Llobregat (Barcelona) por un patinete eléctrico, un hombre de 60 años que resbaló en Niembro (Asturias) con un patinete eléctrico sobre el suelo mojado, una mujer de 40 años atropellada en Girona por un camión al perder el control de su patinete eléctrico y un hombre de 33 años que impactó contra un coche en una carretera de Córdoba mientras conducía de noche su patinete eléctrico.
 
Tampoco se libran de las multas por incumplir las normas de circulación. Por ejemplo, solo en la ciudad de Barcelona se cometieron 2.330 infracciones administrativas por parte de patinetes eléctricos.
 
Por ello las administraciones deben, según el Defensor del Pueblo, “dar una respuesta jurídica ágil y eficaz a estas nuevas formas de desplazamiento, teniendo en cuenta a todos los usuarios que ocupan la vía pública”.
  • facebook
  • twitter
  • linked in