ACTUALIDAD el valor de la unidad 3.8 millones de personas con discapacidad, más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos

 

El CERMI presenta en Soria el primer estudio integral sobre la situación de las personas con discapacidad que residen en zonas rurales

27.11.2006

EL CERMI presentará en Soria el próximo lunes día 27 de noviembre  el primer estudio amplio e integral sobre la situación de las personas con discapacidad que residen en entornos rurales.

 

Las conclusiones del estudio, promovido por el CERMI, con el patrocinio de la obra Social de Caja Madrid, se harán públicas en el marco de Congreso Nacional sobre discapacidad y medio rural organizado por el Real Patronato sobre Discapacidad.

 

A través de una serie de entrevistas exhaustivas a cualificados expertos del movimiento asociativo de las personas con discapacidad, a la vez que profundos conocedores de la situación, se llega a la unánime conclusión de que vivir en el medio rural acarrea una serie de dificultades añadidas que someten a la persona con discapacidad a una situación de pluridesventaja.

 

Este acercamiento cualitativo a la situación/problema, se complementa con un análisis basado en una explotación específica de la macroencuesta EDDES (Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud) realizada por el INE en 1999, pero en esta ocasión desde la perspectiva de las personas residentes en municipios menores de 10.000 habitantes.

 

Según la Encuesta, las personas con discapacidad suponen el 11,7% de la población rural (más de un millón de personas mayores de 6 años). Pero, además, en el segmento de 65 y más años el porcentaje de personas con discapacidad se eleva al 34,3%, lo que pone en aviso de una importantísima bolsa de personas con grandes necesidades de apoyo. A este respecto, se señala que el 26,2% de las personas asistentes son las hijas.

 

La EDDES refleja también que las personas con discapacidad que residen en el medio rural, por comparación con las que lo hacen en el medio urbano, se encuentran en desventaja en diferentes entornos de servicios. Así, por ejemplo, en el campo de la educación se manifiesta un nivel formativo menor; reciben menos cursos de formación ocupacional; la no escolarización de niños con discapacidad (entre 6 y 15 años) es más del doble que en las ciudades; la diferencia entre el porcentaje de mujeres con discapacidad sin estudios entre el medio urbano y el rural es del 10%.

 

A propósito del cuidado de la salud, el estudio revela que en el medio rural, las personas con discapacidad se ven en la necesidad de utilizar con mayor frecuencia el transporte sanitario (10 días más al año). Respecto al empleo, la comparación abunda en la desventaja: entre las personas con discapacidad, en el medio rural hay aún más desempleados; el empleo es frecuentemente por cuenta propia; con mayor tendencia a la contratación temporal; acceden en menor medida al empleo público; y se recibe un menor porcentaje de medidas de fomento del empleo.

 

Aparte del perfil ofrecido por los datos que compone un goteo de situaciones de desventaja comparada, el trabajo, gracias a su vertiente cualitativa permite profundizar en los matices que, además de confirmar la impresión proporcionada por la EDDES, permiten acercarse a aspectos también fundamentales para comprender los problemas de las personas con discapacidad en el medio rural como son el territorio; los medios de transporte; la vivienda; las comunicaciones (telefonía y acceso a Internet); la accesibilidad; las relaciones sociales; el acceso al consumo; la participación social; y, de manera singular, se detiene la mirada en la perspectiva de género.

 

En cuanto a la protección social, se aborda también el papel de los servicios sociales, de las pensiones, y de las políticas especialmente relacionadas con las personas con discapacidad como las medidas de acción positiva; las ayudas técnicas; la atención temprana; la asistencia a la persona y la atención a la dependencia.

 

En el documento se explicitan cerca de un centenar y medio de puntos críticos que, para facilitar su consideración, se han agrupado en temas como los reseñados. El conjunto presenta una panorámica de la realidad cotidiana de la persona con discapacidad en el medio rural a la que se le puede aplicar una expresión ya en desuso, pero otrora muy utilizada, como era la de que la situación resulta "manifiestamente mejorable".

 

Para terminar, y con objeto de colaborar al necesario debate que la cuestión requiere, el documento dedica un epígrafe a "Líneas de acción para la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad en el medio rural".

 

Sus autores, Charroalde, J. y Fernández, D., ya en la introducción, indican que "el presente trabajo sólo pretende ser una aproximación inicial pero rigurosa a un mundo que no suele estar presente en el discurso político cotidiano ni en el de las grandes manifestaciones de la Administración, ya sean éstas en forma de normas, libros de colores sugerentes (blancos, verdes, etc.), planes varios (estratégicos, operativos, de acción), y programas diversos. La circunstancia de residir en el medio rural, que… incide en numerosos aspectos de la vida cotidiana y no especialmente a favor de la inclusión social de la persona con discapacidad, tiene un mínimo tratamiento diferenciado en documentos importantes en los que se plasman políticas y medidas a favor de las personas con discapacidad".

  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • lwhatsapp
  • lwhatsapp