ACTUALIDAD el valor de la unidad 3.8 millones de personas con discapacidad, más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos

 

El CERMI demanda a los grupos parlamentarios del Senado que corrijan la reforma laboral para no perjudicar a la discapacidad

05.12.2006

El CERMI se ha dirigido a todos los Grupos Parlamentarios del Senado para pedirles que modifiquen mediante las oportunas enmiendas el Proyecto de Ley para la mejora del crecimiento y el empleo, que se tramita en estos momentos en la Cámara Alta, con objeto de no perjudicar el empleo de los trabajadores con discapacidad.

 

En concreto, el CERMI pide que en el empleo protegido se vuelva al sistema vigente hasta el momento de aprobarse el Real Decreto-Ley 5/2006 para la mejora del crecimiento y el empleo, es decir, que los trabajadores con discapacidad del los Centros Especiales de Empleo, conserven indefinidamente la bonificación del 100% en las cuotas a la Seguridad Social.

 

Desde la entrada en vigor de la reforma laboral, el pasado día 1 de julio, esa bonificación del 100%, existente desde 1985, se convirtió en una bonificación a tanto alzado de cuantía fija de 3.000 euros anuales, lo que supone un retroceso importante, pues esa cantidad es muy inferior a la media de la bonificación del 100%.

 

Para el CERMI, es esencial volver al régimen anterior a la reforma laboral, y que este sistema no tenga límite temporal, sino que se extienda indefinidamente hasta en su caso se revise, en un clima de diálogo y acuerdo con las organizaciones de personas con discapacidad, todo el marco de incentivos y estímulos al empleo protegido.

 

En cuanto al empleo ordinario, el de los trabajadores con discapacidad en empresas del mercado abierto, el CERMI pide que la bonificación fija anual a tanto alzado se duplique, pasando a 6.000 euros, y que se permita la acumulación de las ayudas establecidas para mujeres, jóvenes, mayores de 45 años o con dificultades severas de inserción, cuando en una misma persona, además de la discapacidad, concurra alguna de las anteriores situaciones.

 

De este modo, se evitará el perjuicio que el nuevo sistema de bonificación única de 4.500 euros –según lo aprobado por el Congreso- irroga a los trabajadores con discapacidad en empresas ordinarias, las cuales han visto muy reducida la intensidad de las ayudas que venían recibiendo con el anterior sistema de porcentajes. Asimismo, se recuperarían los aspectos de tratamiento diferenciado en función del género, edad o   severidad de las dificultades para acceder al empleo.

 

Además, el CERMI solicita a todos los Grupos Parlamentarios del Senado que mejoren sustancialmente las bonificaciones en el caso de contratación temporal de trabajadores con discapacidad, pues a través de estas modalidades de contratación obtienen oportunidades laborales de acceso al empleo personas que tradicionalmente han estado excluidas del mercado laboral.

 

Las personas con discapacidad son un grupo social especialmente excluido del mercado de trabajo, con tasas de desempleo e inactividad muy superiores a los de la población sin discapacidad, que necesitan de políticas vigorosas que mejoren su empleabilidad, por lo que no se pueden permitir retrocesos en los apoyos.

  • facebook
  • twitter
  • linked in