ACTUALIDAD el valor de la unidad 3.8 millones de personas con discapacidad, más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos

 

Cocarmi reclama televisiones y cine más inclusivos

17.02.2010

Ante la tramitación en el Senado de la nueva Ley General de la Comunicación Audiovisual y de la tramitación en el Parlamento de Catalunya de la Ley del Cine,  el Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad, COCARMI, reclama unas normas que tengan en cuenta los derechos de las personas con discapacidad.

 

Sobre la Ley General de la Comunicación Audiovisual

 

El Senado es escenario de la tramitación de la nueva Ley General de la Comunicación Audiovisual. Una norma que aporta novedades importantes en relación a las personas con discapacidad pero que todavía queda lejos de una plena normalización del servicio para este colectivo. La nueva ley obliga a las televisiones en abierto de ámbito estatal o autonómico a subtitular el 75% de los programas, un porcentaje que en el caso de los operadores públicos tendrá que llegar al 90%. Además, las televisiones deberán ofrecer al menos dos horas a la semana (10 en el caso de las públicas) de doblaje en lengua de signos y a través del sistema de audiodescripción. Unas cifras que no serán obligatorias hasta dentro de cuatro años. Una vez más, las necesidades de las personas con discapacidad quedan en el vagón de cola de las prioridades de nuestros legisladores. La propuesta es claramente insuficiente y continúa vulnerando los derechos de estas personas a recibir la misma información que el resto de la población.

 

Es cierto que se ha hecho un primer paso, pero desde COCARMI reclamamos un paso más, para situarnos al nivel de otros países europeos, como por ejemplo Francia, dónde las principales cadenas de televisión están obligadas por ley a subtitular todos sus programas, desde los telediarios hasta series o retransmisiones deportivas. Hace falta agilizar la consecución de estos hitos. No podemos esperar 4 años más para resolver una injusticia histórica y es necesario que esta obligación de incluir subtítulos sea aplicada al 100% de la programación. Además, las horas de doblaje en lengua de signos y de aplicación de los sistemas de audiodescripción son claramente insuficientes y deberán superar, como mínimo, las 10 horas a la semana en todos los canales.

 

Más positivo es, en cambio, el acuerdo logrado por dar una imagen normalizada de las personas con discapacidad en los medios de comunicación audiovisuales. El Congreso ha introducido modificaciones en este punto, de forma que la ley exige a los medios que procuren ofrecer en sus emisiones una imagen ajustada, normalizada, respetuosa e inclusiva de las personas con discapacidad, como manifestación enriquecedora de la diversidad humana. Es un avance pero desde COCARMI entendemos que haría falta que este “procurar” fuera más contundente, de forma que la exigencia de los medios en este sentido fuese mayor. Hace falta que la presencia de las personas con discapacidad en los medios sea proporcional al peso del colectivo y a su participación en el conjunto de la sociedad.

 

Sobre la Ley del Cine

 

En el Parlamento de Catalunya se está tramitando la nueva Ley del Cine que tiene por objetivo conseguir una mayor presencia del catalán en las salas de cine, fortalecer la industria cinematográfica catalana y garantizar la diversidad lingüística y cultural. Una de las medidas de las que más se habla es la voluntad de conseguir que el 50% de las películas se proyecten dobladas al catalán. Desde COCARMI queremos pedir a nuestros legisladores que dirijan estos esfuerzos a fomentar el cine en Versión Original Subtitulada (VOS), como vehículo de inclusión, especialmente para el colectivo de personas sordas.

 

El texto actual de la ley prevé un Programa de concertación de pantallas cinematográficas de Catalunya, de adhesión voluntaria, con el objetivo de crear la Red Concertada de Pantallas Cinematográficas de Catalunya. La Red tiene por objeto la programación preferente de largometrajes y cortometrajes cinematográficos en versión original. Desde COCARMI aplaudimos esta propuesta pero queda corta. Si se quiere lograr una ley que permita el acceso al cine de todas las personas al margen de sus capacidades, el fomento de la VOS debe ser más contundente. La adhesión voluntaria a esta Red comportará que la presencia de proyecciones de películas subtituladas continúe siendo minoritaria y por lo tanto se perpetúe la negación de un acceso normalizado al cine de las personas con discapacidad auditiva.

 

En esta misma línea, y pensando en este caso en las personas con discapacidad visual, COCARMI reclama a las administraciones y a la industria cinematográfica, un esfuerzo por acercar el cine a este colectivo. Del mismo modo que las televisiones van incorporando sistemas de audiodescripción, haría falta reclamar un esfuerzo mayor en innovación tecnológica para que estos sistemas se puedan trasladar a las salas de cine. El texto de la nueva ley prevé que las administraciones públicas promuevan la accesibilidad a las obras cinematográficas de las personas con discapacidad física o sensorial, velando por un uso regular, normalizado y sin discriminación de los medios audiovisuales. Desde COCARMI pedimos en este punto, hechos y no palabras. Y pedimos que sea una exigencia y no una recomendación el hecho de que las salas de exhibición dispongan de espacios reservados para personas que utilicen silla de ruedas o tengan algún tipo de discapacidad física que les impida acomodarse en las butacas de las salas.

 

Según el Instituto Nacional de Estadística, un 9% de la población tiene algún tipo de discapacidad. En Cataluña, la entidad más representativa del sector es el Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad, COCARMI, una plataforma formada por: APPS (Federación Catalana Pro Personas con Discapacidad Intelectual), COCEMFE CATALUNYA (Confederación Catalana de Personas con Discapacidad Física), Confederación ECOM Catalunya (Confederación Catalana de Entidades de Persones con Discapacidad Física), FESOCA (Federación de Personas Sordas de Cataluña), ACAPPS (Federación de Asociaciones Catalanas de Padres y Personas Sordas), FECAFAMM (Federación Catalana de Asociaciones de Familiares y Personas con Problemas de Salud Mental) y ONCE.

  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • lwhatsapp
  • lwhatsapp