Web CERMI

MUJERES el valor de la unidad 3.8 millones de personas con discapacidad, más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos

 

Planes de Acción dirigidos a las Mujeres con Discapacidad

II Plan Integral de Acción de Mujeres con Discapacidad 2013-2016


Mujer en silla de ruedas con niña sentada encima. Se miran y sonrien.


El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha elaborado a través de su Área de Género el II Plan Integral de Acción de Mujeres con Discapacidad 2013-2016, como herramienta estratégica para impulsar sistemáticamente las políticas públicas de género y discapacidad en los próximos tres años.


La situación de discriminación y exclusión de las mujeres y niñas con discapacidad, así como la de las mujeres cuidadoras de personas con discapacidad, sigue siendo en nuestro país un problema de primer orden que exige la adopción de medidas específicas que incidan sobre las causas reales que le dan origen.


El trabajo desarrollado por el CERMI en este ámbito ha servido para mostrar cómo la confluencia de dos ejes de discriminación, como el género y la discapacidad, generan situaciones de violación de derechos humanos que han pasado totalmente inadvertidos y que merecen ser abordados de manera sistemática a partir de un nuevo enfoque, que permita poner el acento en aquellos ámbitos por donde las organizaciones de personas con discapacidad y del movimiento de mujeres no se han detenido.


Un plan de estas características se enmarca en las denominadas “medidas de acción positivas”, entendidas como estrategias que tienen un carácter limitado en el tiempo y que cuyo objetivo es contribuir a eliminar prejuicios, actitudes, discursos y prácticas que dificultan a un determinado grupo social alcanzar una situación real de igualdad de oportunidades; en este caso, las mujeres y niñas con discapacidad fundamentalmente, aunque no en exclusiva.


Este II Plan viene a dar continuidad al trabajo ya iniciado en 2005 con el I Plan Integral de Acción del CERMI, introduciendo, por un lado, una serie de mejoras, que son fruto del aprendizaje de los últimos años, así como objetivos y medidas que dan continuidad a las que en su día fueron incluidas en el I Plan y acciones novedosas que tratan de dar respuesta a realidades no tenidas en cuenta anteriormente, o que no fueron consideradas prioritarias.


Este sería el caso de la inclusión en este II Plan de las mujeres cuidadoras de personas con discapacidad, cuya situación presenta características específicas que deben ser abordadas en este marco. Precisamente el Preámbulo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad señala al respecto la importancia de que las familias de las personas con discapacidad reciban también protección y asistencia para que así puedan contribuir a que las personas con discapacidad gocen de sus derechos plenamente y en igualdad de condiciones. Aquí se inscribirían las mujeres cuidadoras del entorno familiar (prioritariamente madres, parejas, hijas y hermanas) que han sido contempladas en este II Plan con el fin de promocionar sus derechos para alcanzar la igualdad de oportunidades, sin prejuicio de que sean las mujeres y las niñas con discapacidad las protagonistas del grueso de objetivos y medidas propuestos en el mismo.


Para su elaboración se ha tomado como marco legal y ejecutivo de referencia fundamental dos tratados internacionales de derechos humanos, como son la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, adoptada por Naciones Unidas en el año 1979, y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, adoptada también por Naciones Unidas en 2006. Complementariamente, se han tenido presente otros documentos de relevancia, como por ejemplo la Declaración del Milenio, adoptada por Naciones Unidas en el año 2000 y la Estrategia Europea de Discapacidad 2010-2020: Un compromiso renovado para una Europa sin barreras.


Portada Plan


I Plan Integral de Acción para las Mujeres con Discapacidad 2005- 2008


El 18 de mayo de 2005  El Comité Ejecutivo del CERMI aprobaba el I Plan Integral de Acción para las Mujeres con Discapacidad 2005-2008, como punto de referencia clave en materia de política social de las necesidades y demandas de esta población.


 


 


El Plan contiene propuestas que corresponde desarrollar, en la mayoría de los casos, en cooperación entre las distintas administraciones públicas, el movimiento asociativo de personas con discapacidad y diversos entes sociales.


Estas propuestas, expresadas a través de diez áreas prioritarias, pueden resumirse en las que siguen:


En materia de Formación:


Cursos de alfabetización digital para mujeres con discapacidad empleadas y demandantes de empleo


En materia de Empleo:



  • Apoyo a iniciativas de autoempleo de mujeres con discapacidad empresarias a través de créditos blandos o subvenciones a fondo perdido

  • Promoción del teletrabajo para mujeres con discapacidad, ofreciendo programas de formación adaptados a las necesidades según el tipo de discapacidad

  • Estudio sobre la realidad socio-laboral, la evolución del mercado y las oportunidades de empleo para  mujeres con discapacidad

En materia de Violencia de Género:



  • Creación de un sistema de detección precoz de situaciones de violencia en mujeres con discapacidad institucionalizadas y en residencias

  • Garantía de la prioridad de las mujeres con discapacidad víctimas de violencia en el acceso a la vivienda social, en la concesión de ayudas destinadas a la adaptación del hogar, ayudas a domicilio y en el acceso a los servicios públicos de atención en casos de violencia de género

  • Prioridad en la adjudicación de plazas públicas en centros residenciales y de día para mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género

  • Accesibilidad urbanística, arquitectónica y de la comunicación, de las casas de emergencia, de acogida y pisos tutelados para mujeres (al menos un servicio accesible por provincia)

  • Creación de un servicio de intérpretes de Lengua de Signos  de urgencia para atención en comisarías, juzgados de guardia y servicios de emergencias.

  • Reserva de cuota para mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género en el programa específico de empleo del Reino de España.

  • Aumento de las bonificaciones fiscales en la contratación de mujeres con discapacidad

  • Movilidad geográfica en el empleo en caso de mujer con discapacidad víctima de violencia

En materia de Salud:



  • Desarrollo de disposiciones que contemplen la obligatoriedad de que todas las mujeres con discapacidad den su consentimiento informado en cualquier procedimiento médico

  • Incorporación de las adaptaciones técnicas y maquinarias necesarias para que los servicios de ginecología y obstetricia sean accesibles para mujeres con discapacidad

En materia de Maternidad:



  • Desarrollo de servicios específicos de preparación al parto que atiendan las necesidades individuales de las mujeres con discapacidad

  • Facilitación del acceso a los sistemas de reproducción asistida  y adopción (sensibilización a profesionales y garantía de no discriminación)

En materia de Sexualidad:


Elaboración e incorporación de medidas sobre la obligatoriedad del consentimiento informado de los procedimientos de esterilización y aborto de mujeres con discapacidad


En materia de Medios de Comunicación e Imagen Social:



  • Realización de campañas de confrontación y desmantelamiento de la imagen extendida de las mujeres con discapacidad entre las familias de mujeres y niñas con discapacidad y organizaciones de referencia

  • Potenciación de modelos positivos de mujeres con discapacidad en cualquier medio de difusión publico

En materia de Participación y Liderazgo:



  • Creación de comisiones de la mujer en las estructuras nacionales y regionales del tejido asociativo  para fortalecer el diálogo continuo sobre temas prioritarios relativos a niñas y mujeres con discapacidad y a madres de niños y niñas con discapacidad

  • Desarrollo de directrices específicas sobre las cuotas de participación de mujeres y hombres, que desde el Comité Ejecutivo del CERMI Estatal lleguen a todos los CERMIS autonómicos y organizaciones de personas con discapacidad del ámbito nacional, promoviendo activamente su implementación

  • Revisión de los estatutos de las organizaciones de personas con discapacidad para asegurar la no discriminación e igualdad de oportunidades de sus miembros

Este documento ha servido de inspiración a otros planes de acción específicos para mujeres con discapacidad de las administraciones públicas, como el Plan de Acción para las Mujeres con Discapacidad 2007, aprobado por el Gobierno de la Nación,  o el más reciente de la Junta de AndalucíaAbre en nueva ventana