Web CERMI

CERMI el valor de la unidad 3.8 millones de personas con discapacidad, más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos

 

Principios

1. COHERENCIA CON LA MISIÓN Y LA CULTURA DEL CERMI

La misión del CERMI consiste en articular y vertebrar al movimiento social español de la discapacidad para garantizar los derechos y la inclusión, así como mejorar las condiciones de vida y ciudadanía de las personas con discapacidad y de sus familias.

Las personas con discapacidad, hombres, mujeres, niñas y niños, y sus familias, son los máximos referentes de la acción del CERMI y beneficiarios finales de la misma.

El CERMI aborda la discapacidad desde un enfoque de derechos humanos. El eje de la acción reivindicativa del CERMI lo constituye por tanto la defensa de la plenitud de derechos, la no discriminación, la igualdad de oportunidades, la inclusión en la comunidad, la autodeterminación, la promoción de la autonomía personal, la vida independiente y la emancipación sociales. En coherencia con esta perspectiva, la estrategia del CERMI está presidida por el enfoque inclusivo.

El CERMI defiende la no discriminación interseccional por razón de discapacidad y género y el empoderamiento de las mujeres y niñas con discapacidad, liderando los cambios que deben impulsarse desde el sector social de la discapacidad en defensa de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Así, los dirigentes del CERMI y de sus organizaciones miembro velarán por el cumplimiento de la misión de la entidad, trabajando por la promoción de los derechos de las personas con discapacidad y de sus familias, por la igualdad de oportunidades y por su inclusión y participación en la sociedad en todas sus actuaciones.

2.DEMOCRACIA, GOBERNANZA Y PARTICIPACIÓN DE LOS GRUPOS DE INTERÉS

El CERMI defiende la participación e implicación de sus organizaciones miembro de acuerdo con sus normas reguladoras, en la elaboración y toma de decisiones y en los órganos de representación y gobierno de la Entidad, aumentando la corresponsabilidad, la lealtad, la tolerancia, la fidelidad y el sentimiento de pertenencia.

Asume, asimismo, que el gobierno corporativo debe garantizar la presencia protagonista y la participación activas de los hombres y mujeres con discapacidad y/o de sus familias, según la idiosincrasia propia de cada entidad, en los órganos de gobierno responsables de la toma de decisiones.

El Código de Buen Gobierno se dirige, así, a:

• asegurar que las personas responsables de la dirección y la gerencia de la organización orienten su actuación al cumplimiento de sus fines, garantizando la participación de los grupos de interés

• contribuir a que la organización desarrolle un clima interno de reglas de juego claras y precisas que, con transparencia, definan el comportamiento de la dirección, promuevan la confianza entre sus integrantes, incrementen la credibilidad y la buena fe en los grupos de interés, y fortalezcan la cultura organizacional.

3.GESTIÓN RESPONSABLE, EXCELENTE E INDEPENDIENTE

El CERMI es una entidad independiente hacia fuera y hacia dentro, sin adscripción política, ideológica o partidista, que actúa con plena autonomía e independencia tanto de los poderes públicos como de las formaciones políticas, las confesiones, los grupos de presión, los agentes sociales, las empresas y el resto de operadores y agentes. Asimismo, el CERMI actúa sumando, aunando y articulando coherentemente las distintas voluntades y sensibilidades de sus organizaciones miembro, fruto del debate y el consenso internos, sin someterse y sin dar preferencia a los intereses particulares o parciales de éstas.

La ausencia de ánimo de lucro constituye un valor esencial del CERMI. La actuación del CERMI está presidida por la honradez, la credibilidad y la confianza. El CERMI defiende la austeridad en la acción, tanto institucional como personal de sus representantes y de las personas que integran su equipo humano, en el ejercicio de sus responsabilidades en la organización, todo ello en coherencia con la cultura del CERMI.

El CERMI persigue la excelencia y el buen hacer en todas sus actuaciones, buscando la mejora permanente y el incremento de la eficiencia y la eficacia en la gestión. Todo ello como exigencia, en coherencia con la consideración de la calidad desde la perspectiva ética.

En la política de personas el CERMI establecerá procedimientos, además del cumplimiento de la normativa en materia de empleo, que eviten cualquier tipo de discriminación y asegure la igualdad de oportunidades del personal contratado.

De esta manera, las personas que integran los órganos de gobierno del CERMI y su equipo profesional actuarán según los principios de responsabilidad y honradez en la gestión, buscando la máxima excelencia de la organización y orientándose hacia el bien común y no según sus intereses particulares.

4.TRANSPARENCIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS

El CERMI quiere generar relaciones de confianza con sus grupos de interés, incorporando para ello los principios de transparencia y rendición de cuentas:

  • La rendición de cuentas se refiere a la respuesta de una organización a las expectativas de las partes interesadas, poniendo a su disposición información sobre aspectos organizativos tales como la razón de ser y los valores de la organización, las actividades y su impacto, la financiación, el equipo y las políticas de dirección de persones, la visión que tiene de la sociedad, etc.
  • La transparencia es el grado de información y actitud con la que se afronta la rendición de cuentas. Influenciada por variables como los valores organizativos, la actividad realizada, los destinatarios de las actuaciones, la cultura participativa de la organización o el entorno social, entre otros.

Una organización puede incorporar la transparencia en diferentes grados, condicionados por la concepción que de la misma tenga:

Imagen:Desde Coacción, Conveniencia hasta Convicción. Menos compromiso a más compromiso

El CERMI, desde el máximo compromiso con la rendición de cuentas a sus grupos de interés, incorpora el principio de la transparencia en todos sus ámbitos de actuación.